Inscripción del templo de Delfos

El ensueño, el sueño y el Extasis son las tres puertas abiertas al más Allá, de donde nos viene la ciencia del alma y el arte de la adivinación. La evolución es la ley de la Vida. El número es la ley del Universo. La unidad es la ley de Dios.

Seguidores

domingo, 14 de marzo de 2010

La voz de Dios



El maestro dijo: "Todo es Dios". Y el adepto, en cuanto lo oyó, entendió: "Dios es la única realidad". La Divinidad se halla en todas las cosas; intangible, sin sufrimiento. Todo el mundo, sujeto u objeto, no es más que el velo de su maya.
... Percibió una especie de enorme y luminosa nube ... libre de la fuerza de la gravedad. Totalmente absorto en sí mismo, se mantuvo en medio de la calzada cuando, de repente, apareció un elefante dirigiéndose hacia él. El conductor, sentado en la nuca del animal, empezó a gritarle: "¡Apártate! ¡Deja paso!" El adepto oyó y vio el elefante con toda claridad, a pesar de su éxtasis, pero no se apartó de su camino. Se dijo a sí mismo: "¿Por qué me he de apartar? Soy Dios y el elefante es Dios. ¿Acaso Dios ha de tener miedo de sí mismo?" Y sin miedo alguno avanzó hacia el animal ... en el último momento, el elefante lo agarró con su trompa, apartándole y depositándole, no muy amablemente, sobre el polvo al borde de la calzada.
El adepto, completamente aplastado y cubierto de polvo, se dirigió hacia donde estaba su maestro y le relató el suceso. El gurú le dijo: Tienes razón: eres Dios y el elefante es Dios, pero ¿por qué no hiciste caso de la voz de Dios que te hablaba desde lo alto, bajo la forma del conductor del elefante?

Parábola India
Wisdom of India, de Heinrich Zimmer

http://yamuna-gotasdeluz.blogspot.com/


Pd:Gracias Sina por lo que compartes y por contarme la historia de tu periquito. Eres un ser tan lleno de amor y disculpa lo de lorito, me equivoque.

Publicar un comentario