Inscripción del templo de Delfos

El ensueño, el sueño y el Extasis son las tres puertas abiertas al más Allá, de donde nos viene la ciencia del alma y el arte de la adivinación. La evolución es la ley de la Vida. El número es la ley del Universo. La unidad es la ley de Dios.

Seguidores

domingo, 16 de agosto de 2009

Por amor al trabajo voluntario


El trabajo voluntario, a mi opinión personal es una de las mejores satisfacciones que uno puede encontrar. Es brindar a otro algo tuyo sin recibir nada a cambio.
Es sentir la felicidad completa por encontrar la sonrisa, por algún bien que hiciste.

Hoy he visto el trabajo de un grupo de voluntarios jóvenes que construyeron una casa a una señora que se quedo sin nada, a causa del terremoto en Pisco.

Doña Julia estaba viviendo en un bus desde hace dos años con sus quintillizos, no saben la pena que me embargo cuando vi como vivían. Cuando ya se iba a dar por vencida, estos jóvenes llegan y le construyen su casa, sin saber sobre construcción, ni nada. Con sus fuerzas y sus ganas por hacer algo y aliviar la pena de los que más necesitan. Realizaron una colecta y pudieron comprarle también un camarote y una cocina con horno.

Ay, si el amor de las personas se irradiará de está forma alrededor del mundo, tal como estos jóvenes lo hicieron estoy segura que habría más felicidad en las personas.

Recuerdo que a una de las chicas, le preguntaron. ¿Por qué haces esto? y ella contestó: Porque me hace feliz...

La felicidad equivale en dar lo más preciado de ti y recibir de recompensa una sonrisa, algunas veces nada. Pero nuestro corazón es sabio y a veces no necesita nada, para saber que lo que hizo fue lo correcto.
Y yo soy feliz como la mariposa que vuela libre en un mar infinito, tranquila, siempre suspirando pero feliz.
Publicar un comentario