Inscripción del templo de Delfos

El ensueño, el sueño y el Extasis son las tres puertas abiertas al más Allá, de donde nos viene la ciencia del alma y el arte de la adivinación. La evolución es la ley de la Vida. El número es la ley del Universo. La unidad es la ley de Dios.

Seguidores

domingo, 15 de agosto de 2010

Sobre la sensibilidad


¿Por qué estoy tan sensible?
¿De dónde surge?
Y, ¿ es posible compartir la sensibilidad?


Conferencia sobre la sensibilidad


Osho responde:

Todos los niños nacen sensibles, absolutamente sensibles.
Pero la sociedad no quiere que haya tanta gente sensible en el mundo;
Quiere gente insensible.
Necesita trabajadores, necesita soldados, necesita todo tipo gente dura que hayan pasado por alto su corazón.

Gente que no quiera saber nada, acerca de sus propios corazones, acerca de su propia sensibilidad.

Es maravilloso que estés sensible.

Es posible que una mujer sea más capaz de ser sensible que un hombre porque ella no va a ser un soldado, ni se espera que tenga que matar a nadie.

Una mujer es más sensible que un hombre. Porque la sociedad ha rechazado a la mujer para cualquier trabajo importante. Esto ha resultado ser una bendición enmascarada.

La mujer ha seguido siendo humana, mientras el hombre se ha convertido en un monstruo. Todo su trabajo parece que consiste en matar o en ser matado. Toda su vida está dedicada a acumular más y más armas. Parece que no tuvo bastante con la Segunda Guerra Mundial, es está preparando para una tercera. Y recuerda, siempre que muere un soldado en el frente, muere un padre, muere un hijo, muere un marido.

Los hombres luchan y se matan unos a otros y las mujeres sufren. Y como las mujeres han sufrido durante siglos, se han vuelto cada vez más sensibles. A los sutiles matices de la alegría,el sufrimiento, el dolor, el placer.

No me preguntes “¿Por qué estoy tan sensible?” naces sensible, es tu derecho de nacimiento. Puedes preguntarte, “¿Por qué no me siento sensible?”,….cuando no estés sensible. La sensibilidad es una de las grandes cualidades de ser religioso.

Se cuenta que un artista creativo, un novelista,….que había ido a reunirse con uno de los grandes hombres del pasado siglo George Bernard Shaw, vio tantas flores bonitas en el jardín de George Bernard que no se lo podía creer. En cambio, cuando entró en su habitación, no encontró ninguna flor.

“Es extraño", le preguntó,- “Tienes muchas flores hermosas en tu jardín a montones. ¿No podrías cortar unas cuantas para ponerlas en un jarrón en tu habitación?”.

George Bernard Shaw le contestó:

“También me gustan los niños, son tan hermosos como cualquier flor, pero no por eso les cortó la cabeza para adornar mi habitación.
Las flores se abrirán,bailarán en la lluvia, al sol, al viento.

Allí están vivas.

No soy un carnicero,no puedo privarle a una flor de su propio suministro vital y no quiero cadáveres en mi habitación”.
Tenía razón. Era un hombre sensible,muy sensible.

Me estás preguntando :¿De dónde surge?”, Surge de tu propio ser.
No le busques ningún otro origen externo;…es tu naturaleza.
“Y, ¿es posible compartir la sensibilidad?” Por supuesto.

Habrás observado que cuando le estás dando la mano a determinadas personas, sientes como si estuvieras estrechándole la mano a la rama seca de un árbol, sin vida, sin calor, sin energía.

Y habrás experimentado…al estrechar la mano a otra persona, sentir…que se transmite algo,que hay un intercambio de energías: un calor,una amorosa sensación de amistad.

Si te sientas con este tipo de personas sentirás que te alimentan. Y si te sientas con esos otros: que son como las ramas secas de un árbol, te sentirás extraño, como si te estuvieran chupando.

La sensibilidad es el principio para una nueva apertura de tu ser.

No tengas miedo. Continúa subiendo cada vez más alto. Vuélvete cada vez más sensible. Con suerte te conducirá al florecimiento supremo de la humanidad: La rosa mística.

Publicar un comentario